Al pensar en el Castillo de San Cucao estáis eligiendo un lugar único e incomparable para celebrar vuestra boda en exclusiva.

Desde el primer momento trabajaremos juntos en la composición de todos los ingredientes necesarios para que todo sea perfecto en un día tan especial.

Total Exclusividad:

En el Castillo de San Cucao realizamos una única boda al día,  porque creemos que un día tan especial debéis ser los únicos protagonistas.

Siempre hemos entendido esta exclusividad como un valor  añadido muy importante para nuestros novios. Por ello, todo nuestro equipo trabajará únicamente para vosotros y vuestros invitados.

En el mismo sentido, manteniendo la intimidad de vuestra celebración,  podréis disfrutar de forma exclusiva  del entorno y de todas nuestras instalaciones.

Cocina de elaboración propia:

Contamos con una amplia cocina en nuestras instalaciones con capacidad para elaborar menús para eventos hasta 300 comensales y con todo un equipo de profesionales especializado.

Cada plato y su presentación son diseñados por nuestro equipo minuciosamente, para deleitar la vista y superar las expectativas de los paladares más exigentes.

Todos nuestros menús están elaborados con las mejores materias primas del mercado con nuestro objetivo de Calidad Premium, buscando la excelencia en cada una de las facetas de vuestra boda.

Entorno de gran belleza natural en el centro de Asturias:

Ponemos a vuestra disposición nuestros espacios exteriores y jardines. En ellos podéis celebrar vuestro enlace civil al aire libre, junto al Castillo, y recorrer cada rincón para obtener las mejores fotografías y vídeo para el recuerdo,  mientras vuestros invitados disfrutan de nuestro Cóctel de Bienvenida.

Al anochecer, nuestro espectacular mural exterior se ilumina, creando un espacio muy acogedor donde poder sentarse a tomar una bebida. Subiendo la escalinata entre la luz de las antorchas, llegamos al jardín principal donde  se puede disfrutar de un romántico paseo frente al Castillo con su fachada iluminada.

Un  marco de gran valor histórico:

Si hay algo realmente emblemático en nuestro establecimiento, es el imponente Castillo, conocido como La Torre de Valdés. Este auténtico monumento medieval data del siglo XIV y ha sido reconocido Bien de Interés Cultural de Asturias.

A través de su excepcional puerta de madera tallada, entramos en una preciosa sala con anchos muros de piedra de casi 800 años donde podéis elegir celebrar vuestro matrimonio civil y realizar reportajes de interior.

Por la noche, su fachada iluminada puede verse en todo momento desde el salón del convite y la fiesta.

Nuestras instalaciones favorecen que vuestros invitados permanezcan unidos durante todo el evento:

El salón se encuentra separado de la zona de baile por tan sólo una división acristalada, que permite que las personas que se encuentren sentadas y conversando en las mesas, estén disfrutando también de la fiesta. En la misma pista de baile se encuentra la barra libre para que no haya largos desplazamientos a la hora de ir a buscar una bebida. Asimismo, se accede directamente a las zonas de chill-out y cóctel exterior y a la escalinata que nos lleva al amplio jardín frente al Castillo. De este modo, la boda nunca se dispersa, sino que todos permanecen juntos hasta el final del evento.

Ceremonias civiles:

Ponemos a vuestra disposición  el salón del interior del Castillo y una zona exterior frente al mismo para la realización de matrimonios civiles. 

Cóctel de Bienvenida y rincones chill-out:

Si el tiempo lo permite, el aperitivo se servirá en el exterior, con inmejorables vistas al monte Naranco y al Castillo, frente a una amplia escalinata. Asimismo, contamos con espacios chill-out donde vuestros invitados podrán salir a relajarse mientras disfrutan de la fiesta. El mural principal se ilumina durante la noche, así como la fachada del castillo y la escalinata con sus antorchas.

Salón amplio y acristalado:

Acristalado en su frente, con excelentes vistas naturales y capacidad hasta 300 comensales, nuestro salón, diseñado especialmente para eventos, es un espacio amplio y diáfano de techos altos y suelos en madera de jatoba, pensados para absorber el exceso de “ruido”. En su decoración se funden diseños medievales y vanguardistas.

Zona de baile y barra libre:

Junto a  salón, tras una separación también de cristal, se encuentra la pista de baile. El DJ dispone de un espectacular montaje sobre un voladizo con iluminación de última tecnología. En el mismo lugar, se encuentra la barra libre y el acceso a las zonas de chill-out exteriores.

Publicado: 22 de Junio de 2016 a las 09:28